Míchel Cesado

Hace unos días me manifestaba a través de twitter, sobre la figura del entrenador, simbolizando en Michel y Zidane los vaivenes a los que están sometidos los entrenadores. Decía que Michel salvó al Málaga la temporada pasada, nadie quería que terminara la liga, el equipo llegó a la recta final haciendo un buen fútbol y ganando, se divertían y el rendimiento de algunos jugadores obró la hazaña de resolver una competición que se antojaba muy difícil de salvar. Idilio total entre afición y equipo, y por supuesto, con el entrenador.

La postemporada del club, fue una de esas gestiones para enmarcar, pero en lo negativo. Las postemporadas, suelen ser la fase menos visible de cara al aficionado, pero fundamental a la hora de evaluar rendimientos, bajas y fichajes dentro de las posibilidades del propio club. Viene siendo un clásico en la propiedad del club. Dudas, apariciones y desapariciones del propietario, intención de llevar el club desde una realidad virtual (en esto cada vez se parecen más Al-Thani y Puigdemont), venta de los mejores jugadores, una práctica desde hace varias temporadas, debilitamiento a la hora de confeccionar la nueva temporada, y un entrenador desorientado sin saber muy bien qué le quedará. ¿Resultado?, el que estamos viviendo. Algunos en esa red social me contestaba respetuosamente (los que no, los ignoro) diciéndome que el equipo no jugaba a nada, otros me decían que equipos como el Alavés, Eibar o Getafe, sacaban mucho más rendimiento de sus equipos, y pueden tener razón, pero lo que sí es cierto, es que las realidades son diferentes. Que la propiedad del Málaga lleva mucho tiempo jugando con fuego, que el mensaje que transmiten es que el club es una especie de fondo de inversión donde lo que importa exclusivamente son las transacciones comerciales en forma de jugadores destacados, y sin entrar en interioridades que desconozco.

Michel ya no está, nuevo entrenador aterrizando, José González tiene ante sí un panorama durísimo. Ojalá pueda como Michel la temporada pasada, salvar al equipo, y vuelta a empezar. Al margen de la lucha por la salvación, hace mucho tiempo reflexionaba en estas líneas sobre qué quería el Málaga ser de mayor. Pasado el tiempo, aún no lo saben.

Pinceladas

  • Unicaja en la Copa. Después de una exhibición en el Palau pasando por encima del Barça, a punto estuvo de costarle la victoria por olvidarse de jugar. Jugar con el resultado es lo apropiado cuando quedan un par de minutos, hacerlo antes contra un gran rival es excesivamente arriesgado. Dicho esto, Unicaja entró en la Copa del Rey, después de una primera vuelta con unas cuantas dudas. Esta clasificación les dará tranquilidad y confianza para seguir emprendiendo esta segunda fase de la temporada.
  • Foro de entrenadores. Cerró nuestro seleccionador Sergio Scariolo, el “I foro Javier Imbroda” para entrenadores, dejando una inquietante realidad, el jugador español está en peligro de extinción. Solo el 7% de jugadores españoles que compiten en la ACB, tienen un rol protagonista en sus equipos, y solo 5 de los 75 jugadores españoles, son andaluces, y tres de esos cinco, formados en Andalucía. Un panorama desolador. Muchas gracias a Miguel Martín, Francis Tomé, Manolo Povea, y en especial a Sergio Scariolo por compartir sus conocimientos y experiencias con los casi 100 entrenadores inscritos. Al C. B. Marbella por su colaboración y al Hotel Sisu Boutique por acogernos y ser tan amables. Pronto las conclusiones del foro a disposición de los que quieran reflexionar sobre una compleja realidad.

También puede interesar

Un comentario

  • MANUEL SANCHEZ SAUCEDO 18/01/2018   Respuesta →

    MAGNIFICO ANALISIS DE LO QUE SUPONE UN ENTRENADOR EN MANOS DIRECTIVOS SIN ESCRUPULOS…PERO MAS IRRITANTE ES LA AFICION QUE NO SE DA CUENTA DE ESOS “PEQUEÑOS”
    DETALLES

Dejar un comentario