Enviado por Javier Imbroda en

No está tan claro que los ex-jugadores tengan mayor capacidad para maniobrar con grupos humanos por el simple hecho de haber vivido con anterioridad experiencias similares. Cada uno tiene una personalidad diferente y responde de manera distinta a un mismo estímulo. Algunos reaccionan con un grito, otros con una frase sosegada,...,lo importante es encontrar el camino adecuado para que el grupo consiga sus objetivos.

 Hay entrenadores que casi nunca se sienten responsables de nada, otros son capaces de venderse a los medios de comunicación, al líder del vestuario o al presidente de turno, otros pagan la fragilidad de sus contratos con la deslealtad, otros luchan porque su equipo sea mejor, intentan mantenerse a flote por todos los medios, pero si no lo consiguen, tienen el coraje de hundirse sin hacer ruido.

Creer, es una de las partes vitales para un entrenador, creer en lo que haces, rodearte de un buen equipo de trabajo es fundamental para lograr el éxito, y trabajar muy duro. No hay más misterios, prepararse. El éxito es una elección, no viene por arte de magia, ni por inspiración divina o por un golpe de suerte, el éxito llega porque te has preparado, y si no lo logras, no dejes de luchar. Vencerte a tí mismo, es el éxito más importante.

Tags: